Si os gusta la noche, el campo, la tranquilidad bajo un cielo lleno de estrellas y os encontráis en las proximidades de Hinojosa del Valle (Extremadura) en los meses de septiembre y octubre, os podéis encontrar con la escena que recoge la foto que ilustra este post. No penséis que son duendecillos o cosas parecidas, no hay que llamar a ningún experto en temas paranormales. Simplemente es el equipo de la bodega Pago de las Encomiendas realizando con esmero y a mano su vendimia nocturna.

Hemos querido comenzar nuestro blog con esta bodega porque es un muy buen ejemplo de bodega pequeñita, impulsada por viticultores, que en los últimos 10 años se han lanzado a producir vinos a su manera, personalizando sus procesos e intentado sacar productos de la máxima calidad.

Este año hemos tenido el placer de acompañar a Pago de las Encomiendas en uno de sus días, mejor dicho noches, de vendimia. La verdad, que nos ha impresionado su manera de trabajar la uva. La vendimia nocturna que realizan es digna de ver. De hecho suelen realizar jornadas enoturísticas en sus días de vendimia. Empiezan a trabajar entorno a las 2 de la madrugada, dependiendo de la temperatura ambiente principalmente, y terminan al amanecer. La vendimia es a mano y en cajas que son transportadas apiladas pero sin aplastamiento ninguno, a la bodega. En bodega, las uvas son dispuestas sobre una mesa de selección donde se descartan hojas y racimos dañados para evitar sabores herbáceos y extraños en el vino. La uva tinta, una vez seleccionada, cae por gravedad, sin prensado ni estrujado, a los tanques de fermentación, no se bombea la uva para evitar fricciones de ningún tipo. Ya con las uvas en el depósito, se lleva a cabo una maceración en frío, a unos 5 ºC, durante varios días, para incrementar el potencial aromático del vino. A continuación se sube la temperatura y se fermenta a unos 15 ºC. Son fermentaciones a baja temperatura y por lo tanto lleva más tiempo agotar el azúcar, pero se consiguen unas cargas de color y aroma muy importante. Todos los tintos de Pago de las Encomiendas tienen un intenso color. La crianza se realiza en barricas de 500 litros de roble francés Allier.

En estos momentos, Pago de las Encomiendas elabora 6 vinos:

UNADIR BLANCO: Vino blanco joven elaborado a partir de uva Cayetana.

UNADIR ROSADO: Vino rosado muy particular. Es un vino seco elaborado normalmente con uvas Tempranillo y Petit Verdot, en diferente porcentaje dependiendo de la añada. Es un rosado simplemente espectacular, serio, diferente, con una carga aromática que realmente sorprende.

UNADIR TINTO ROBLE: Es un tinto joven con una crianza de unos 4 meses. Es un Tempranillo y Syrah con crianza en barrica de roble francés Allier. Es un vino con mucha fruta, poco acidez, goloso y redondo. Muy agradable de beber.

UNADIR V AÑO EDICION ESPECIAL 2011: Es un vino tinto, Tempranillo y Syrah, con 10 meses de crianza en barricas de roble francés Allier. Es un vino potente, con mucho color y aromas muy marcados a regaliz y balsámicos.  Es un vino que Pago de las Encomiendas lanzó en 2011 con motivo de su quinto aniversario. No obstante, tuvo muy buena acogida en su segmento, y han decidido mantenerlo. Actualmente están comercializando la edición especial 2012. Es muy vino más que aconsejable en cuanto a calidad/precio.

XENTIA DE JUAN CARRILLO: Es el vino más alto de gama que comercializan. Es un vino digno de probar. Todo en este vino es de remarcar. Está elaborado con las mejores uvas de Pago de las Encomiendas en cada año, por eso su coupage cambia de año a año. Se busca que las mejores uvas de cada año vayan para este vino. Es un vino que suele contar con las variedad Petit Verdot, Syrah y Graciano, todas ellas de racimo y baya pequeña pero de gran potencial aromático y cromático. La crianza de este vino es de unos 14 meses en barrica nueva de roble francés Allier.

LENGUA AZUL: Es un tinto joven con crianza. Vino con un intenso color y muy agradable en boca. Este vino es elaborado en Bodega El Moral, perteneciente a Pago de las Encomiendas.

Hace un par de años Pago de las Encomiendas inauguró su Hotel Bodega El Moral. Un hotel rural de 4 estrellas situados en la localidad pacense de Ribera del Fresno. El hotel cuenta con unas instalaciones impresionantes en mitad de la naturaleza, para aquellos que se quieran perder unos días y descansar de sus rutinas diarias y disfrutar de la amplia oferta enoturística que ofrece Pago de las Encomiendas. En este complejo, existe una bodega y es aquí donde se elabora su vino Lengua Azul.

Si os gusta la naturaleza, y hacer cosas distintas de vez en cuando, os animamos a vivir una jornada enoturística que incluya ver una vendimia nocturna como la de Pago de las Encomiendas. Seguro que será altamente didáctica y os ayudará a ver y entender todo lo que hay detrás de un buen vino, a apreciarlo y disfrutarlo con más intensidad.

Existe un tópico que se suele repetir por aquellos que visitan Extremadura, suelen sorprenderse muy gratamente del patrimonio de la región, paisajes, su gastronomía y vinos, y es habitual escuchar decir “en Extremadura hay mucho por descubrir”, y aplicándolo al mundo del vino, podríamos decir lo mismo de esta bodega, posee una manera de trabajar y unos vinos realmente sorprendentes, dignos de descubrir.

Como en Extremadura, hay mucho vino bueno que conocer y disfrutar en todos los rincones de España. Pongámonos en marcha cuanto antes!!